Semillas de tabaco Hacienda del cura habano (+500) nicotiana tabacum Ampliar

Semillas de tabaco Hacienda del cura habano (+500) nicotiana tabacum

Habano Hacienda del Cura: procedentes de la isla de la Palma (Islas Canarias) Hay que tener en cuenta que en el tabaco tipo habano influye mucho el clima, suelo, curado, etc. Ideal para hacer cigarros (puros) o mezclas para Pipa o cigarrillos. Ideal para tripa, las hojas son algo mas pequeñas que otros habanos.

Más detalles

HC500

¡Disponible sólo en Internet!

3,00 €

Habano Hacienda del Cura: procedentes de la isla de la Palma (Islas Canarias) Hay que tener en cuenta que en el tabaco tipo habano influye mucho el clima, suelo, curado, etc. Ideal para hacer cigarros (puros) o mezclas para Pipa o cigarrillos. Ideal para tripa, las hojas son algo mas pequeñas que otros habanos.

 

Tras la independencia de Cuba, las familias canarias regresaron en masa a las islas, trayendo consigo toda su experiencia y la mayor o menor fortuna que habían obtenido. Por ello, no sorprende que continuaran haciendo aquello que tan bien sabían hacer. En La Palma y Tenerife se habilitaron áreas de cultivo con las necesarias condiciones de humedad.  Tanto arraigó esta tradición, que cuando la navegación a vela decayó a favor del vapor y las Islas Canarias ya no eran parte de la ruta, se abrieron líneas especiales para continuar este singular comercio.

 

Las pequeñas fábricas canarias, denominadas chinchales, alcanzaron tal nivel de calidad que han colocado al puro artesanal canario entre los más apreciados por los mejores conocedores del mundo. A lo largo de los años, se ha mantenido una tradición que, día a día, renueva la experiencia que ha distinguido, y sigue distinguiendo, a las fábricas canarias y que les da a sus puros ese nivel de calidad característico. Sencillez, dedicación y habilidad son los elementos constitutivos de este viejo saber que toma forma y se consolida en cada etapa del proceso de la elaboración manual de puros canarios, y que se ha transmitido de generación en generación. Pero no son sólo técnica y habilidad lo que conforma este proceso: son todos y cada uno de los detalles de este ritual, el afecto que en este arte se deposita y los lazos que se establecen con las raíces del mismo. Esta tradición ha llegado hasta nuestros días con escasas interrupciones. Disfrutar un puro canario es descubrir este mundo, la combinación del orgullo y el saber de un pueblo.